Warning: mysql_query(): Access denied for user 'uv026406'@'localhost' (using password: NO) in /www/docs/soledadandcompany.com/public_html/wp-content/plugins/simple-newsletter-signup/simple-newsletter-signup.php on line 75

Warning: mysql_query(): A link to the server could not be established in /www/docs/soledadandcompany.com/public_html/wp-content/plugins/simple-newsletter-signup/simple-newsletter-signup.php on line 75

Warning: mysql_fetch_row() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /www/docs/soledadandcompany.com/public_html/wp-content/plugins/simple-newsletter-signup/simple-newsletter-signup.php on line 76
Soledad and Company - 2015 julio
Monthly Archives

julio 2015

Julieta, la soltera de 30

Y un día, Julieta se dio cuenta

julio 30, 2015

Campera-Julieta

Mientras esperaba que cargara la batería de su computadora en el otro cuarto, Julieta se recostó a descansar unos minutos en la cama. Ya era el anochecer y todo estaba en silencio. Por algún motivo su respiración estaba más fuerte de lo normal, lo que hacía que con cada bocanada de aire, el acolchado blanco que torpemente la tapaba se elevara unos centímetros.

Ya no tenía vestidor como en la casa que había compartido con él y en el nuevo departamento de soltera, la ropa que no le había entrado en el guardarropas, colgaba de un barral colocado junto a la cama.

La primera prenda que asomaba era una campera de cuero negra y casi por arte de magia, el acolchado que alcanzaba a tocar una de sus mangas, hacía que se moviera con cada nuevo respiro de Julieta.

Mirando la prenda tomar vida, tuvo una sensación extraña que nunca antes había sentido. Por un segundo o dos se vio a través de los ojos de él. Ya no era más Julieta la que estaba recostada, era él viendo a través de los ojos de ella, la campera de Julieta.

Esa noche por primera vez desde que se había mudado, Julieta se fue a dormir con el ánimo sosegado y la certeza de saber que aunque no estuvieran mas juntos, él también la estaba extrañando.

No hay comentarios

Soledad, en primera persona

Mi mejor primera cita fue con un yankee. Parte #1

julio 27, 2015
casa

La casa donde nos hospedábamos con Ana en Denver

No había sido fácil que nuestros jefes en Buenos Aires nos dejaran ir, pero allí estábamos, Ana y yo, trabajando para una Bienal de arte en la Ciudad de Denver en Colorado, Estados Unidos.

Nos había invitado la curadora que dirigía el proyecto y el plan era quedarse casi dos meses para compartir con el equipo de la Bienal nuestra experiencia en la producción de un evento cultural. Casi un año después de nuestro primer viaje, volveríamos a Denver para la apertura del evento y en el ínterin, trabajaríamos como asesoras a la distancia.

Todo era nuevo para nosotras: el abrir los ojos por la mañana y visualizar nieve a través de la ventana de una hermosa casa de familia donde nos estábamos hospedando, el idioma, la gente con la que nos rodeábamos, la forma esquemática de trabajar de los americanos, los protocolos, los tiempos largos de ejecución para cada proyecto, las comidas, e incluso el hecho de que parecía haber en cada manzana de la ciudad lugares donde comprar legalmente marihuana ¨medicinal¨.

Todas las semanas llegaban artistas invitados por la Bienal para pensar proyectos artísticos site-specific. Parte de nuestro trabajo era hacer el seguimiento de cada proyecto, guiarlos por los barrios de Denver, elegir el lugar perfecto para implantar sus obras y lo fundamental, divertirlos. Éramos productoras, pero también las latinas encargadas de sacar a pasear a los artistas por la ciudad, los acompañábamos en el desayuno, en la cena, visitábamos juntos galerías de arte, íbamos a bares por las noches, tomábamos infinidad de cervezas artesanales y hasta los llevábamos a hacer trecking por las montañas de Boulder.

avistaje

Fue en una presentación en el museo MCA donde finalmente lo conocí. Ya habíamos estado en contacto por mail porque él sería el diseñador gráfico de la página web de la Bienal. Intercambiamos algunas palabras, pero nada fuera de lo común y me presentó a su amigo Fon, un americano muy interesante que había vivido en Canadá por diez años antes de mudarse a Denver.

Algunos días después estábamos Alex, Fon, Ana y yo sentados en un bar con la excusa de hablar de la página web. Nuestras conversaciones rondaron los clichés que se tocan en ese tipo de encuentros grupales: las diferencias culturales entre americanos y argentinos, republicanos vs. demócratas, música, comida, etc, etc, etc.

Alex resultó ser, además de atractivo, un hábil comediante. Ante cualquiera de sus frases, yo estallaba en carcajadas. A pesar de que me reía de todos sus chistes, no hubo ninguna señal de su parte que me diera a entender que yo le había llamado especialmente la atención y después de mi sucesión incontrolada de risas, creí incluso que le había parecido un poco estúpida. Así que después de la salida, por vergüenza tal vez, me olvidé de Alex o al menos lo archivé.

Seguimos por mail el tema de la web y recién un día antes de mi vuelta a Buenos Aires le escribí –o me escribió, no recuerdo- por el chat del skype para despedirme. La timidez no es algo que me caracterice y el hecho de saber que de volver a verlo, sería recién un año después, hizo que me animara a deslizarle con mucha liviandad que lamentaba no haber podido conocerlo más en profundidad.

¡Creía que mi amigo Fon te había interesado! – me respondió.

Epifanía amorosa con mal timing, lo llamaría yo. Me iba al día siguiente y esa noche tenía la cena de despedida con la gente del trabajo. Ya era tarde, ¿no? Pero insistió:

Soledad, son americanos, a las 9 de la noche te vas a liberar. Te paso a buscar después de tu cena.

Si bien por regla general de “señorita bien” en la primera cita uno no tiene sexo, era mi última noche en Denver así que básicamente me preparé para la guerra.

Y así fue, en mi última noche en Denver, salí en una cita con un yankee.

CONTINUARÁ…

3 Comments

Julieta, la soltera de 30

Los diarios íntimos de Julieta. Un valiente, un chiquilín y una naba

julio 22, 2015

Julieta, en un ataque de introspección profunda sintió la necesidad de revisar todo su historial amoroso para ver si encontraba la clave de por qué le estaba yendo mal en el amor. Se le ocurrió que la mejor manera de hacerlo era desterrar su pasado releyendo sus diarios íntimos de la niñez. Se tomó el trabajo de buscar en el altillo de la casa de sus padres entre cajas polvorientas, hasta dar con sus tres diarios escritos entre 1996 y 2000. Sin siquiera bajar de la escalera, comenzó a hojear su tesoro. Después de revisar rápidamente las primeras anotaciones llegó a una contundente conclusión: los hombres a medida que van creciendo se vuelven más cagones. Se encontró con decenas de historias de hombrecitos con unos cojones sin igual. Aparentemente los pibes desde los 9 años hasta los 14 son unos capos. No les importa nada. Se le tiran a las minas una y otra vez. Los más tímidos les hacen llegar a sus enamoradas una cartita con LA pregunta: ¿Querés ser mi novia?, otros optan por mandar a sus amigos a hacerles el trámite de conquista. Todos fuimos cupidos alguna vez.

Sin preámbulo, sin análisis previo, sin importar la edad de la chica, sin importar que salga con uno de sus amigos. Van y se tiran a la pileta. PUM! derecho y de cabeza.

Después de leer un relato sobre un tal Iván que le había declarado su amor, Julieta pensó: ¨Que divino este pibe, lástima que no me acuerdo quién era. De Alejo, en cambio, ¡cómo olvidarme! Muy trendsetter lo mío, saliendo con un pibe más chico¨. Y sin más, dio vuelta la página para seguir leyendo otras historias.

_________

¡Julietaaaa! ¡Volvé para atrás! ¡Volvé a leer la historia de Iván! ¿No te das cuenta?
Analicemos en profundidad lo que escribía Julieta a los 11 años, allá por 1996 en su primer diario íntimo con portada de Garfield:

Ladeclaracion

 Me mandó una carta que decía:

¨Julieta: Me re gustas, sos una potra y me gustaría tener algo con vos. ¿Qué le ves a Alejo? ¿Quién te parece el más pasable de 5 ¨A¨? ¡Qué buena que estás! ¿Me querés, sí o no?

nomuestres

Yo no se lo contesté por eso me mandó otra que decía:

¨Juli: Sos re linda y me volvés loco. No me voy a hartar de escribirte hasta que no me des un poco de bola. Entre vos y Alejo no se dicen ni ¨A¨. Te re amo y no aguanto más. Dame un piquito por favor. Desde que vos dijiste que Alejo era un potro sentí algo muy fuerte por vos. ¡Te re amo!. Iván. ¨

chiquilin3

A ver, empecemos con el análisis que nosotros podemos hacer de este relato puntual del diario de Julieta y que ella, claramente dejó pasar por alto.

  1. ¿Qué mierda pasó con el pobre Iván?. La historia no termina de decir si Julieta le contestó o no las cartas. Porque OBVIAMENTE nunca lo hizo. ¿Se dan cuenta con qué indiferencia cierra el relato con respecto a Iván? Ni una mísera mención.
  2. Julieta, agrandada como ninguna, plantó en su diario íntimo el relato de un valiente que se la jugó declarándole su amor y ella actúa indiferente a la situación. Lo único que le importa es dejar registro de sus levantes, mientras sigue haciendo de las suyas.
  3. Iván podrá ser muy valiente pero también es un sinvergüenza. Le serrucha el piso a Alejo, pide que Julieta no cuente nada con la excusa de que lo iban a cargar los amigos, pero lo hace para zafar de un momento incómodo porque posiblemente Alejo era su amigo.
  4. Vamos a darle un único crédito a Julieta. Le habrá importado un comino la declaración de Iván, pero algo la movilizó porque termina diciendo que su novio Alejo es un chiquilín. Posiblemente el pasaje que mencionaba que con Alejo ¨no se decían ni  A¨ le pegó fuerte a Julieta. ¿Tenía razón Iván? ¿En qué tipo de relación estaba metida? ¿Ella estaba para más? (Lástima que Iván no siguió insistiendo, sus poderes persuasivos empezaban a hacer efecto).
  5. Por último Iván deja una enseñanza de vida de lo más profunda que sirve para nenas y mujeres de 11, 30 y 50 años. ¿Lo notaron? Cierra su segunda carta así:
    Desde que vos dijiste que Alejo era un potro sentí algo muy fuerte por vos.
    Increíble. Siempre los imposibles son más tentadores y va para cualquier persona, mujer u hombre. Te empieza a gustar alguien cuando te das cuenta que ese alguien se fijó en otro. ¡Ser humano macabro!

Julieta: Sí, los pibes se vuelven un poco más cagones cuando crecen pero desde chiquitos que les gusta la chica que no pueden tener. Las regaladas nunca son queridas, las difíciles siempre gananDesmenuzamos que Iván no era tan divino como vos creíste. De igual forma, si hubieses sido un poco más sensible y le hubieses dado una respuesta, tal vez ahora tu ex te estaría contestando los mails.

Se llama Karma, Julieta.

Garfield

2 Comments

Soledad, en primera persona

Por qué borre Happn de mi celular después de usarlo sólo un día

julio 20, 2015
Obra de la artista Margarita Ezcurra.

Obra de la artista Margarita Ezcurra. Galería Van Riel.

Una amiga me insistió en que probara la aplicación y me sacara los prejuicios. Cuando me explicó que si yo no ponía corazones a las personas que me aparecían, no me podían hablar, me dejó más tranquila. Así que me la bajé y dejé que después de un día entero yendo de un lado al otro de la ciudad, se me llenara la aplicación de infinidad de candidatos. Fui chequeándolos uno por uno y después de scrollear un buen rato, apareció un hombre que llamó mi atención. De nombre Pablo, profesión médico y 36 años de edad. El tipo tenía una facha bárbara. Pero, ¿realmente necesitaba Happn para concretar una cita?

Me puse a pensar en Pablo. Tal vez estaba en una situación similar a la mía, recién separado, amigos que le insistían en que saliera más… Tal vez Pablo estaba divorciado más que separado y tenía un hijo chiquito. Me dio un poco de pena pensar en eso. Tal vez era un médico muy comprometido con su trabajo y su mujer lo había dejado argumentando que Pablo no establecía bien sus prioridades. Seguro lo habían ascendido en el hospital donde trabajaba y ahora estaba a cargo de todos los médicos jóvenes que estaban haciendo sus residencias.

Sí, era el candidato adecuado. Le puse un corazón e inmediatamente me notificó la aplicación del crush. Al parecer Pablo había estado pensando en mí también y había sacado sus propias conclusiones. Que suerte que nos habíamos entendido tan bien. Sentí una conexión fuerte con él. Tal vez esto del Happn era bueno después de todo.

La excitación de haber hecho el match con un príncipe azul tan fácilmente, llevo a que antes de que le hablara por el chat que se me había habilitado en privado con él, le mandara a uno de mis grupos de amigas en whastapp, la experiencia.

pablohappn

No me esperaba lo que estaba por venir. Mi amiga Lucila al ver la foto que con tantos bombos y platillos yo había anunciado, contesta:

Pablo.
Me chamuyó.
Es un idiota.
Es un tarado atroz.
Es un snob.
Esta muy fuerte pero debe ser más nabo de lo que creo, nunca pega novia.
Hace 4 años fácil que está en el mercado.

¿Hay algo que necesite agregar a tan contundente testimonio? Tal vez me dí por vencida muy fácilmente, pero inmediatamente borré Happn de mi celular.

Estaba en la casa de mis padres cuando tuve esta conversación con las chicas y me terminé quedado ahí hasta las dos de la mañana. En el camino de vuelta a mi casa, las calles estaban completamente vacías y ya no tenía la aplicación activada como para que me notificara de las personas que me estaba cruzando sin verlas. En el transcurso de cuatro cuadras desde la parada del colectivo 102 hasta mi casa me crucé con una sola persona. Era un hombre de unos treinta y pico de años. Sigiloso, se acercó y me pidió un cigarrillo. Le dí uno y lo observé mientras se lo prendía con el encendedor que le dí en la mano.
Era un homeless. Un homeless que estaba bárbaro. Ojos claros, rubio, pero homeless.
Con un movimiento casi imperceptible, saca de su morral un catálogo de una exhibición actual en el Centro Cultural Borges de la dibujante Margarita Ezcurra.

¿Me puedo quedar con tu encendedor? – Pregunta dando por sobreentendido que se trataba de un intercambio, el encendedor por el catálogo. 
Sí, claro. Gracias –
le contesto.
¿Cómo te llamas?- continúa.
Soledad– lo miro a los ojos.
Vos?
Pablo.

Conecté con Pablo finalmente. Pero no el Pablo de Happn, sino con Pablo el de la calle.

Follow my blog with Bloglovin

5 Comments

Julieta, la soltera de 30

Bienvenida al club, Julieta

julio 18, 2015

MailJulieta¨Mierda, como duele¨ repetía Julieta sorprendida de que algo intangible como el amor pudiera ser tan letal. ¿Acaso no era cuestión de tiempo? así se lo había asegurado más de una amiga, pero ella empezaba a dudar de la amistad porque una de dos, sus amigas eran unas mentirosas sinvergüenzas descorazonadas o cuando decían tiempo se referían a otro tipo de tiempo que ella desconocía. Tres meses habían pasado desde la separación y nada parecía apaciguar su tristeza. Ella lo seguía queriendo y él lo sabía. Él le había dicho en más de una ocasión que no la quería más pero ella se negaba a creerlo. ¨Se hace el duro, ya se le va a pasar¨. Pero la realidad es que el pibe se lo había dicho claro como el agua: NO-TE-QUIERO-MÁS. De vez en cuando, cuando el dolor se hacía insoportable, como quien vomita naturalmente para expulsar una intoxicación interna, Julieta le mandaba un mail con una o dos líneas, de ese tipo de líneas que suenan románticas y maduras para quien las escribe, y en realidad son las frases más patéticas, desesperadas y adolescentes que un ser humano en sus treinta puede llegar a tipear.

Naturalmente él no respondía, pero Julieta quería dejarle en claro que no era un ¨caprichito¨, que el sufrimiento era genuino y que estaba dispuesta a negociar para que la relación tuviera lo que los dos buscaban.

Julieta:
Te lo digo yo que de esto sé.  
Sos una boluda cósmica.
Rompiste casi una decena de corazones.
¿Te creíste que ibas a salir invicta?
Bienvenida al club, chi-qui-ta.

 

No hay comentarios

Soledad, en primera persona

Macaulay Culkin, fan de la muzzarella

julio 16, 2015

MaucaulayComiendo

Revisando el listado de ex novios de Mila Kunis, llegué a Macaulay Culkin. Estuvieron de novios nada menos que ocho años. Mila me llevó a Macaulay y Macaulay me llevó a la pizza. Me cansé de leer del actor prodigio de los años 90 vagando por Nueva York, de sus adicciones a las drogas, de su amistad con Michael Jackson y de su casamiento y divorcio antes de cumplir los 20 años. Pero la pregunta que buscaba contestar ¿De qué vive el pibe? imposible responderla. Supongo que cobrando 8 millones de dólares por película cuando estaba en el auge de su carrera y si sus maquiavélicos padres no lograron sacarle una porción significativa de su fortuna, Macaulay puede pasar el resto de su vida haciendo proyectos under y pasándola bien. Si un día entra en necesidad financiera solo debe levantar el teléfono y ofrecer una entrevista exclusiva a algunos de esos programas americanos que les gusta hacer llorar en cámara a personajes mediáticos que generen buen rating (recordemos la viralizada entrevista de Bruce -aka Caitlyn- Jenner con Diane Sawyer hace unos pocos meses).

Volviendo al tema de la pizza…investigando llegué a una bizarreada digna de ser contada para los que hace mucho no googlean al eterno Kevin McAllister. Resulta ser que ahora se dedica a la música formando parte de Pizza Underground, una banda que se dedica a hacer covers de Velvet Underground y donde Mac hace las percusiones y toca el Kazoo (?).

tumblr_mz01j2Lbld1qkkf9yo1_1280

La banda integrada por Matt Colbourn, Phoebe Kreutz, Deenah Vollmer, Austin Kilham y Macaulay Culkin visten de negro y le cantan a la muzzarella y al pepperoni. Los champiñones y las anchoas no son parte del repertorio porque uno de sus integrantes los aborrece. En sus primeros conciertos en 2013, regalaban pizza entre los asistentes y hacían performances de tan sólo 8 minutos porque nada mejor que un delivery rápido de pizza, no?. Pero no todo es chiste, tienen manager, hacen giras y lo tienen a Macaulay. Esperemos igual a ver si llegan al menos a Spotify.

A mí Macaulay me parece un tipo macanudo. Me cae especialmente bien porque leí en una nota vieja en The Daily Beast que para sus cumpleaños oficia de Dj, haciendo ¨Ipod parties¨, o sea.. le da play a su aparato y se arma la fiesta. Qué feliz se debe haber puesto con la llegada de Spotify para simplificarle el trabajo del armado de las listas, por eso quiero que lleguen sus canciones ahí, así las puede pasar en sus cumpleaños, también dándole play.

Les dejo otro gif que saqué del tumblr de la banda. Uno de los actores del momento Ryan Gosling, con la remera de Macaulay con la remera de Ryan Gosling. Todo muy Escher.

tumblr_n5lcr8fKrp1qdoeheo1_400

 

_____________________

BONUS TRACK – Mi Top 5 de Pizzerías en Buenos Aires:

Siamo nel Forno. Dirección: Costa Rica 5886 (Palermo Hollywood).
Las Cuartetas. Dirección: Avenida Corrientes 838.
Guerrín. Dirección: Av. Corrientes 1368.
El Cuartito. Dirección: Talcahuano 937 (entre Paraguay y Marcelo T. de alvear)
Angelín. Dirección: Av. Córdoba 5270 (Villa Crespo).

No hay comentarios

Julieta, la soltera de 30

La rutina de Julieta

julio 15, 2015

JulietaSentía la soledad como una sombra que la acompañaba a todos lados. Ni bien se hacía la hora de despertarse, en ese preciso momento en el que los sueños empiezan a olvidarse y los pendientes del trabajo emergen intempestivamente, la sensación profunda de vacuidad le daba la bienvenida a un nuevo día. A modo de ritual matutino, para intensificar el sufrimiento y reconfirmar lo que ya sabía, Julieta estiraba en diagonal una de sus piernas para alcanzar el otro extremo de la cama y sentir con los dedos descalzos el frío de las sábanas en esa otra mitad vacía.

Día tras día, volvía rápido del trabajo, sabiendo que con la cuenta de wifi robada del vecino brasileño del 5 C, vería cuatro capítulos seguidos de Downton Abbey y cerraría la jornada entre las cuatro y cinco de la mañana con una película pochoclera del mejor estilo hollywodense. Así fue como conoció y revivió las historias de amor de Sophie y Charlie en Letters to Juliet, Savannah y John en Letters to John, Vivian Ward y Edward Lewis en Pretty Woman, entre otras.

Un día cualquiera abrió una cuenta en instagram para compartir con desconocidos virtuales la trivialidad de su vida: fotos de los platos Gourmet que se hacía a ella misma una vez por semana, el cepillo de dientes amarillo solitario en el baño, la mancha del parqué de su casa, los imanes de viajes de la heladera, los flyers de deliverys que almacenaba en la despensa, el cenicero lleno de colillas de cigarrillos y cuando estaba inspirada hacía videitos de treinta segundos donde contaba la nada misma. Abandonó la cuenta la semana que dejó de llorar más de dos días seguidos y hasta ese momento ni un solo seguidor había conseguido. Con el paso del tiempo, abrazó su patetismo con entusiasmo. En sus búsquedas de youtube aparecían cosas como:

  • Las diez escenas más románticas del cine
  • Los momentos más hot de Jessica Biel
  • Brangelina
  • Justin & Selena love story
  • Best movies kisses
  • Caitlyn Jenner, before & after
  • Recetas afrodisíacas
  • Novias plantadas en el altar

Vestida con su desteñido buzo de los 101 dálmatas comprado en Disney, sus pantuflas con moñito rosa de una tienda de señoras de la avenida Santa Fé y su pantalón de pijama blanco con la inscripción c´est la vie, Julieta pasaba las tardes en su monoambiente aferrada al netflix, al popcorn time y a cuevana storm. Sopita de fideos daditos con un cubito de verdura Knorr era la cena predilecta de la soltera de treinta. Pero no todo estaba tan mal porque al final de cuentas, Julieta encontraba cierta satisfacción en su rutina, al menos así se autoconvencía antes de apagar la luz y decir en voz alta -vaya uno a saber a quién- ¨Buenas noches¨.

No hay comentarios