Soledad, en primera persona

Especímenes (im)perfectos

octubre 1, 2015

“Es un pibe común”-dijo mi amiga en el whatsapp. Estaba dando su veredicto y describía al chico con el que me estaba viendo de esa forma. “Por fin”-agregó después. No tardé en entender que estaba elogiando mi elección y que lo daba por aprobado.

Si ésta era la primera vez que yo salía con un pibe común, ¿qué tipo de especímenes había estado frecuentando? Y como una montaña de cartas que se desploma en el momento justo que apoyamos la última carta, se precipitaron en mis pensamientos todos los hombres que conformaban mi ecléctico historial formando un catálogo perfecto del hombre imperfecto.

Estaba el hipocondríaco, el control-freak, el que padecía de mamitis aguda, el violento, el virgen, el llorón, el que no se le paraba, el drogón, el sexópata, el de aspecto homosexual, el vanidoso que se miraba a él mismo mientras cogíamos y algunos hacían combinaciones explosivas: el hipocondríaco llorón de aspecto homosexual, el control-freak drogón y el ediposo sexópata violento.

A mi me gustan los raritos. Los que son extremistas y aman con locura y golpean fuerte cuando se sienten amenazados.

Leí a mi amiga en el chat y acto seguido dejé al pibe común.

Post anterior Post siguiente

You Might Also Like

No hay comentarios

Dejar un comentario