Julieta, la soltera de 30

Quiero ser tu edición limitada

febrero 4, 2016

Julieta era buena persona pero a veces, generalmente durante los días que estaba ovulando, tenía algún que otro pensamiento negativo que hacía aflorar en ella la hechicera que toda mujer reniega ser. Un miércoles cualquiera que tuvo que despertarse en el medio de la noche para rotar el ventilador para que le diera mejor el viento en la cara, tomó su cuadernito de la mesa de luz, arrancó una hoja y le escribió una cartita muy amorosa a su ex que decía algo así:

Quiero que me recuerdes y te duela la panza,
que cojas con las minas y te excites solo porque te acordas de mis tetas,
que te hagas el canchero en las citas hablando de los cuadros que coleccionas gracias a mi y que la mucama que me robaste te los bañe inocentemente con Blem,
que mi ex suegra me nombre en todas las navidades por arte de magia,
que para tus amigos sea la bicha innombrable porque en lenguaje de pibe esas son las importantes,
que te hagas el superado cuando cuentes nuestra historia y acto seguido cheques la última vez que estuve online en whatsapp,
quiero ser tu pelo encarnado y que te duela solo cuando empieces a sentirte mejor,
quiero que todas tus ex entren en un mismo paquete emocional y yo ser siempre ser tu edición limitada.

Julieta tomó la cartita, la dobló en cuatro y la puso debajo de la almohada como si fuera la plata que uno pone bajo el plato de ñoquis los 29 de cada mes. Al día siguiente cuando despertó, ya era la Julieta de siempre y los deseos de la noche anterior habían cesado por completo. Así y todo, durante ese día sonrío más de lo habitual pensando en el Blem.

 

Post anterior Post siguiente

You Might Also Like

No hay comentarios

Dejar un comentario